[...]

NO ES casualidad que las dos principales cumbres diplomáticas del mundo -APEC y G20- tengan lugar en esta parte del mundo este mes: una en China y la otra en Australia. Aquí está la acción en el nuevo siglo.

Un 25 % de toda la inversión interna y externa que se hace en el mundo hoy, proviene de China, versus  un 18% de los Estados Unidos.  El cegarse a esta realidad y pretender que Chile deba seguir mirando hacia el pasado en términos de sus prioridades internacionales, implica perder una enorme oportunidad.

Se ha dicho que la XXII Cumbre de Apec en Beijing ha sido a la diplomacia china lo que fueron las Olimpiadas del 2008 a su imagen país. El enorme éxito del encuentro -al que asistieron los principales lideres del mundo- con una organización impecable, en un centro de conferencias como pocos, dedicado a temas claves para los países de la Cuenca del Pacifico, como la integración regional, el desarrollo innovador, conectividad e infraestructura  física y digital, bajo la mirada de 4.000 periodistas de todo el mundo, habla por si mismo. La gran propuesta china, el darle el vamos a los estudios sobre una gran Zona de Libre Comercio del Asia Pacifico, fue acogida por los 21 paises miembros de APEC.

Y en esto cabe destacar las coincidencias entre China y Chile. Nuestro país fue la segunda nación en incorporarse a APEC en 1994. No sin razón, Chile es visto como un país puente entre America Latina y Asia.  Nuestro país comprendió muy temprano que la globalización es asianizacion; esto es, que por estos lares se estaba gestando lo que es hoy el motor de la economía mundial, y que había que vincularse a ella. Asia del Este fue un objetivo prioritario, pero también Japón y Corea del Sur. En 2003, Chile firmo un TLC con Corea del Sur, el primero entre un país latinoamericano y uno asiático. En el 2005, con China, el primero que China firma con país individual alguno. En el 2006, yo mismo firmé un Acuerdo de Alcance Parcial (AAP) con India, y poco después se firmó un TLC con Japón.

 Ya en el 2007, cuatro de los mercados top ten de Chile estaban en Asia: China ( #2), Japon (#3), Corea (#6) e India (#10). En el 2013, China fue, con mucho, nuestro principal socio comercial con un intercambio de US$ 33 mil millones de dólares y un saldo favorable a Chile de US$ 3,3 mil millones.

De la cumbre de APEC, en que Chile tuvo un rol tan prominente, China ha salido fortalecida. En la cumbre del G20, en Brisbane, continuará dando forma a la arquitectura de la gobernanza global. Iniciativas como el Banco BRICS, el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y la nueva Ruta de la Seda (que reconectaría por tierra a China con Europa) son pruebas al canto no sólo de fortaleza económica, sino que también de capacidad propositiva y de aportar bienes públicos globales.

 La Asociación Estratégica entre Chile y China, vigente desde 2012, debe seguir siendo potenciada y realizada. Es mucho lo que nos une a través del océano más grande del mundo.

[...]

To read the full article, click here