[...]

El nuevo embajador de Chile en China, Jorge Heine, admite que el país asiático seguirá siendo un socio clave para Chile, pese al debilitamiento de su economía. Asegura que habrá demanda sostenida de cobre y considera que la etapa de mayor consumo supondrá una oportunidad para exportar más productos.

-Hace dos meses que se instaló en China, ¿con qué se ha encontrado al frente de la embajada?

"Yo llegué el 20 de julio y me ha impresionado el nivel de actividad que existe en China, de los enormes avances que ha tenido. En general, agosto para China es un mes equivalente a febrero para el chileno y, pese a esto, lo que ha habido es un gran movimiento y mucha actividad".

-Se habla de la desaceleración, ¿percibe eso en el país?

"China no está creciendo al 10% como lo venía haciendo desde hace 30 años. Hoy en día esa tasa se ubica entre 7% y 7,5%, es una tasa inferior. Hay que entender que crecer al 7,5% sobre la base del tamaño de la economía al día de hoy es muy distinto de lo que habría sido hacerlo hace unos años. El segundo dato es que la mayoría de las personas indican que la tendencia es que los valores se estabilizarán en el corto plazo".

-¿Cuáles son las proyecciones en cuanto al consumo del cobre?

"Uno de los proyectos que tiene China es aumentar la tasa de urbanización del país. Todavía tiene un margen importante de la población rural. Y en ese sentido, hay un proyecto de crear 100 nuevas ciudades. Esto implica mayor consumo de cobre. Es una buena noticia para Chile en materia de estabilización de demanda y precio del metal".

-¿Hay preocupación del gobierno sobre la economía?

"China sigue muy pendiente de mantener el nivel de crecimiento señalado, pero al mismo tiempo hay conciencia de que es muy difícil de volver a las tasas de crecimiento del 10% anual de antes, eso es una etapa que se cumplió. Las altísimas tasas de inversión que tenía China van a tener que bajar, y su economía va a entrar en una fase de menor inversión y de mayor consumo. Habrá un traslado de la actividad económica al sector hogares y aumento de consumo de la población, que hasta ahora ha tenido tasas de ahorro muy altas. La expectativa del gobierno es que la gente empiece a gastar más y haga su propio aporte al crecimiento".

-¿Se han producido nuevas oportunidades de negocio a nivel bilateral?

"Yo diría que lo más significativo que me ha tocado ver en estos dos meses que llevo acá es la apertura de mercado de las nueces sin cáscara. El comercio de alimentos es un hito fundamental para la industria nacional. El comercio de alimentos es fundamental para Chile".

-¿Cuáles han sido los principales objetivos que le confirió la Presidenta en su nuevo rol?

"Aumentar la inversión de China en Chile. Tenemos un comercio activo de US$ 33 mil millones; sin embargo, no ha habido una inversión por parte de China equivalente. En segundo lugar, aumentar la diversificación de exportación de Chile a China, tanto de alimentos como productos agropecuarios. Por último, aumentar el flujo de personas desde el país asiático".

[...]

To read the article, click here.