[...]

"Los mandatarios centroamericanos podrían también hacer un llamado a que se respeten los derechos humanos de estos niños migrantes y expresar su decepción porque el Congreso de Estados Unidos no ha aprobado una reforma a las leyes de inmigración, de acuerdo con Cynthia Arnson, directora del programa de Latinoamérica para el Woodrow Wilson International Center for Scholars, que analiza asuntos de política internacional en Washington.

"Es un tema muy sensible para toda la región", dijo la experta.

Todos estos son, de hecho, asuntos relacionados: mientras haya consumo de drogas, particularmente en Estados Unidos, seguirá habiendo narcotráfico, violencia, corrupción, pobreza y emigración en los países productores de narcóticos."

[...]

 

To read the entire article, click here.