English | español

La violencia contra las mujeres es un problema grave de derechos humanos que tiene su raíz en la discriminación. Para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, este tipo de violencia “constituye un impedimento al reconocimiento y goce de todos los derechos humanos [de las mujeres], incluyendo el que se respete su vida y su integridad física, psíquica y moral”. Erradicar este problema es posible en la medida en que los Estados cumplan con su deber de garantizar el acceso efectivo y expedito de las mujeres al sistema de justicia. En este documento se presentan los resultados del estudio de caso del Centro de Justicia para las Mujeres del Estado de Hidalgo, el cual se creó en el marco de la política pública implementada por el Gobierno de México para establecer Centros de Justicia para las Mujeres, que es uno de los procesos impulsados en el país durante los últimos años para garantizar el acceso de las mujeres al a justicia.

Bajar el reporte completo desde el sitio del BID