"No son muchos los mercados en que Chile compite de igual a igual con Estados Unidos. Sin embargo, en el mayor de todos, en la República Popular China, occure en alimentos. La reciente visita a China de una delegación encabezada por el ministro de Agricultura, Carlos Furche, e integrada por empresarios y dirigentes gremiales del sector privado-- uno de los cuales describió los protocolos firmados en ella como 'un hito fundamenta para la fruticultural nacional'--, subrayó el interés por nuestros alimentos que existe en el Imperio del Centro.

China es un país enorme, el mayor en términos de población y uno de los mayores en territorio. Su escasez de agua hace que deba importar parte importante de sus alimentos. Al aumentar los ingresos, la población desea consumir más y mejor comida. En 2008, China importó US$ 25 mil millones en alimentos. En 2013, ello se cuadruplicó, llegando a los US$ 95 mil millones. Y la composición de su canasta de importaciones ha variado. Frutas, carnes y vinos han incrementado su cuota en el total de lo que solían ser sobre todo granos y aceites comestibles. Asimismo, el consumidor chino opta cada vez más por alimentos sanos y saludables.

[...]"

 

Click here to read the rest of the article.

An English-language summary can be found here.