[...]

Como le dijo a SEMANA Cynthia Arnson, directora del Programa Latinoamericano del Woodrow Wilson International Center for Scholars, “la presencia de Cuba en la Cumbre es importante sobre todo por su valor político y simbólico. La oposición hemisférica a la política de Estados Unidos congelada en la historia de la Guerra Fría fue un factor importante en la decisión de la administración Obama de buscar una normalización de las relaciones”.

[...]

To read the full article, click here.