Esta semana- y en el mismo discurso donde anunció la suspensión de los bombardeos contra las FARC- el presidente Santos señaló al crimen organizado como un “objetivo de alto valor” y dio la orden de intensificar las acciones contra el narcotráfico y la minería ilegal. Días atrás, el mandatario había anunciado un “plan especial con la Fiscalía” para combatir a las “bandas criminales” con mayor firmeza.

No es esta la primera vez que el Ejecutivo dirige su atención hacia la criminalidad organizada. En el 2011, el Consejo Nacional de Seguridad elaboró la Estrategia Nacional Multidimensional de Lucha contra las Bandas Criminales – la cual se institucionalizado mediante la Directiva No. 14 del Ministerio de Defensa. Adicionalmente, dentro de las 16 estrategias operativas de la Policía Nacional para el cuatrienio 2010-2014 se incluyó la meta de “Desarticular las bandas criminales en 2014”. De hecho, en octubre del año pasado el presidente aseguró que estas bandas habían reducido su actividad delictiva, aunque admitió que aún contaban con 3.550 integrantes.

[...]

To read the full article, click here

This article was also published by Fundación Ideas Para la Paz